La Educación en España. Historia y Archivos - ACTAS DE LAS XI JORNADAS DE CASTILLA-LA MANCHA SOBRE INVESTIGACIÓN EN ARCHIVOS - page 18

18
La Educación en España. Historia y Archivos - ACTAS DE LAS XI JORNADAS DE CASTILLA-LA MANCHA SOBRE INVESTIGACIÓN EN ARCHIVOS
toria de la educación superior. Nos adentraremos en el mundo universitario español de los siglos modernos,
en sus ideales, logros y fracasos, en los grandes protagonistas y en los colectivos sin rostro –estudiantes,
profesores…- para tratar de comprender qué papel jugaron las universidades en la sociedad de su tiempo y
en qué medida nuestro presente es deudor de aquella realidad.
5
Un reto propio del siglo XXI al que también se
enfrentó la sociedad española de finales del Antiguo Régimen como muy bien ilustran los afanes pedagógicos
de Gaspar Melchor de Jovellanos.
Jovellanos, una de las más relevantes figuras de la Ilustración española, defendía en 1798 la necesidad de
reformar los estudios universitarios para impulsar la instrucción pública. “Hablo –decía en su
Plan para arre-
glar los Estudios de las Universidades
dirigido a Carlos IV- de aquella instrucción que busca y alcanza los
conocimientos ,útiles y sabe aplicarlos mejor al adelantamiento de las naciones”:
“Tendiendo, pues, la vista por todos los objetos que me están confiados, uno ha arrebatado mi primera
atención: uno que por su influencia general es más digno de la atención de V.M. y pide más pronto
remedio. Hablo de la instrucción pública, cuyos progresos hacen prosperar y cuyos atrasos abaten y
arruinan las naciones (…)
Hablo, pues, de aquella instrucción que busca y alcanza los conocimientos útiles y sabe aplicarlos me-
jor al adelantamiento de las naciones.
¿Y cómo es que nosotros carecemos de esta especie de instrucción? ¿Hay por ventura otra nación que
nos gane en número de establecimientos literarios? Ninguna tiene más cátedras de primera latinidad;
ninguna tantas de filosofía, medicina, teología y jurisprudencia; ninguna tantas universidades, colegios,
seminarios y casas de enseñanza; ninguna, en fin, tantos establecimientos, tantas fundaciones, tantos
recursos, dirigidos al grande objeto de la instrucción pública. La causa, pues, de nuestra ignorancia no
puede estar en el descuido de este objeto sino en los medios de dirigirle.”
6
Jovellanos plantea aquí, como pensador y como político, una abierta defensa en favor de la instrucción públi-
ca como llave del progreso de la nación. La educación en general, y en concreto la enseñanza superior, preci-
san una profunda reforma. Tanto en éste como en otros textos pedagógicos, el ministro centra el problema en
los contenidos impartidos y contrapone el currículum especulativo y teorético de las universidades españolas
de la época con los conocimientos aplicados o prácticos que ya por entonces se impulsaban en otros centros
educativos como el Instituto Asturiano, cuyo modelo aspiraba a extender al conjunto del país. Por tanto, lo que
le preocupa al insigne asturiano es por qué España no ha superado -como sí están haciendo otros países eu-
ropeos- el funesto error de haber menospreciado y olvidado la enseñanza de las ciencias útiles y de no haber
desterrado el escolasticismo. Eso es lo que ahora, también nosotros, trataremos de comprender.
I. Hijas de la Cristiandad: de la escuela monástica a los studia generalia
Se podría afirmar como primera idea introductoria que la universidad o la institución universitaria es hija de la
Cristiandad y está vinculada al desarrollo urbano de la Europa bajomedieval. En este contexto geográfico y
1...,8,9,10,11,12,13,14,15,16,17 19,20,21,22,23,24,25,26,27,28,...996
Powered by FlippingBook