La Educación en España. Historia y Archivos - ACTAS DE LAS XI JORNADAS DE CASTILLA-LA MANCHA SOBRE INVESTIGACIÓN EN ARCHIVOS - page 22

22
La Educación en España. Historia y Archivos - ACTAS DE LAS XI JORNADAS DE CASTILLA-LA MANCHA SOBRE INVESTIGACIÓN EN ARCHIVOS
mitad del siglo XVI y se va a prolongar hasta bien entrado el siglo XVII. La Universidad de Salamanca reunía unos 6000
estudiantes y había 20000 en el conjunto de Castilla.
26
Por su parteAlcalá multiplica rápidamente su matrícula desde su
fundación en 1508, alcanzando 4000 estudiantes a finales del siglo XVI.
27
Si nos fijamos en el número total de jóvenes
con edades comprendidas entre los 17 y 18 años, edadmedia dematriculación, el resultado arroja que aproximadamen-
te el 5,5 % de los jóvenes castellanos acudía a la universidad mientras que en Inglaterra era un 2,5%. Pero además si
valoramos el hecho de que los alumnos universitarios proveníanmayoritariamente de las filas nobles y burguesas, cabe
concluir que la tasa de escolarización superior dentro de estos grupos socio-profesionales era de un 20-30% entre los
varones, cifra considerablemente elevada que no vuelve a alcanzarse hasta bien entrado el siglo XIX.
Centrémonos algo más en la tipología de estas universidades:
“Veintisiete fueron los centros donde en el curso de los años podían seguirse estudios primeros [se re-
fiere al curriculum de Artes] la mayor parte fundados en el siglo XVI. Con mayor rango, nivel y prestigio,
las Universidades castellanas de Valladolid, Alcalá, Sevilla, Granada y Santiago y las aragonesas en
Lérida, Calatayud, Huesca, Gerona, Barcelona, Valencia y Zaragoza. La mayoría de ellas contaba con
numerosos colegios donde acogían a agrupaciones de alumnos de diferente origen, estamento, orden
religiosa... lo que daría origen a su rango académico.”
28
En el caso de las ciudades menores o con universidades prestigiosas próximas, el acceso de las clases
medias a los grados universitarios, religiosos y seglares, así como su paso a los centros más prestigiados,
fue posible gracias a la erección de los colegios-universidades –de menor exigencia académica y económi-
ca- como los de Sigüenza, Toledo, Oñate, Baeza, Osuna, Burgo de Osma y Tarragona, o por medio de los
conventos-universidades –prioritariamente de iniciativa dominicana o jesuítica y dirigida a preparar los futuros
clérigos y religiosos- de Almagro, Ávila, Sto. Tomás en Sevilla, Orihuela, Gandía, Irache, el Escorial y Tortosa.
Detengámonos ahora en las causas de esta expansión, desde luego múltiples y en gran medida relacionadas
con la difusión del Humanismo y las disputas religiosas.
“Ya en el siglo XIV los humanistas italianos habían defendido el valor de una educación general que debía
basarse más en la literatura que en la lógica, y no es descabellado pensar que esa tendencia tuvo repercu-
siones en el mundo universitario. De hecho traspasó las aulas de las facultades de artes, donde a partir del
siglo XV se comienza a enseñar retórica, poesía, griego, hebreo, historia o matemáticas, y en las de leyes
con una cierta renovación de enfoques a favor de la historia y la filología. No obstante, en medicina y en
teología los cambios apenas son perceptibles si exceptuamos un mayor cultivo de la exégesis bíblica.”
29
Estas novedades, precozmente asumidas en suelo italiano (Bolonia, Padua, Pisa) también dejan huella en otros
centros europeos pero de una forma más bien superficial sin apenas influir en la estructura tradicional. De hecho
el modelo que representa la Universidad de Alcalá, fundada por el cardenal Cisneros (en 1508 se abren las aulas
del Colegio de San Ildefonso), es un caso relativamente excepcional de institución de corte humanista. Mientras
Salamanca seguía aferrada a los textos habituales de la Edad media, en la cuna de Cervantes salía a la luz la Biblia
Políglota Complutense (1514-1517) máximo orgullo de la nueva universidad y primera de este género en Europa.
1...,12,13,14,15,16,17,18,19,20,21 23,24,25,26,27,28,29,30,31,32,...996
Powered by FlippingBook